Mejoras en las condiciones hicieron bajar a Chicago. En Argentina, firme.

Mejoras en las condiciones hicieron bajar a Chicago. En Argentina, firme.

Publicado el 06Ago

Mejoras en las condiciones hicieron bajar a Chicago. En Argentina, firme.

por Jorge CalandriCategorías Granos, PSA Granos - Noticias al cierre

Los futuros de maíz y soja de EE. UU. bajaron el martes debido a que la lluvia fue mejor de lo esperado en partes del Medio Oeste y los pronósticos de más lluvias disminuyeron las preocupaciones

Mercado de Chicago

CHICAGO, 6 ago (Reuters) – Los futuros de maíz y soja de EE. UU. bajaron el martes debido a que la lluvia fue mejor de lo esperado en partes del Medio Oeste y los pronósticos de más lluvias disminuyeron las preocupaciones sobre nuevas pérdidas de rendimiento en áreas secas del cinturón agrícola.

Los futuros del trigo disminuyeron a medida que la presión de una cosecha avanzada de los EE. UU. y un dólar estadounidense más firme redujeron los precios y desencadenaron la venta técnica.

El temor a una prolongada guerra comercial entre Estados Unidos y China se apoderó de los mercados de granos en general un día después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos calificara a China de manipulador de divisas. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rechazó el martes las preocupaciones sobre una prolongada guerra comercial con China a pesar de una advertencia de Beijing sobre el caos en los mercados financieros.

Los mercados de granos ignoraron la visión optimista y se mantuvieron enfocados en el clima del Medio Oeste. El maíz y la soja se dirigen a fases clave de producción cuando las condiciones estresantes pueden afectar las perspectivas de rendimiento. Las calificaciones de condición por debajo del promedio para ambos cultivos no se han desviado mucho en las últimas semanas, aunque las preocupaciones sobre la seca han aumentado constantemente. «Anoche llovió un poco más de lo que esperábamos, así que eso agrega algo de presión», dijo Ted Seifried, estratega jefe de mercado de ag del Grupo Zaner. Se espera más lluvia en el pronóstico de 11 a 15 días, con temperaturas casi normales en las próximas dos semanas, según el Grupo de Clima de Productos Básicos.

El Departamento de Agricultura de EE. UU. fijó el 57% de la cosecha de maíz de EE. UU. en buenas a excelentes condiciones, 1 punto por debajo de la semana anterior, mientras que las condiciones de la soja no cambiaron en 54%. Las condiciones para ambos son inferiores al promedio luego de una temporada de siembra de primavera excesivamente húmeda.

«El dólar le está dando al trigo su señal hoy. Un dólar más fuerte significa trigo más débil», dijo Mike Zuzolo, presidente de Global Commodity Analytics. Los abundantes suministros mundiales de trigo siguieron siendo un obstáculo para las perspectivas de ventas de exportación de Estados Unidos. Un dólar más firme puede hacer que el trigo estadounidense sea aún menos atractivo para los compradores que tienen otras monedas. El comprador de granos del estado de Egipto ni siquiera ofreció trigo estadounidense en una licitación.

Mientras tanto, en Argentina, los precios permanecieron con algunas subas en el mercado a término MATBA-ROFEX con una ganancia de usd 3.- en la posición más cercana y de 1.7/1.8 dólares las más lejanas. La posición de cosecha cerró sin cambios.

El mercado de Maíz se ve tranquilo por la presión de cosecha de maíz de segunda y hace que el disponible contra entrega corta valga $ 5.800.-, mientras que el contractual cotiza $ 200.- más a $ 6.000.-

El Trigo se mantiene estable a medida que las bajas del precio FOB se han detenido con un precio a cosecha de los usd 200.- por tonelada FOB puertos cercanos a Rosario.

El tipo de cambio Banco Nación cerró en 45.10 / 45.30 -0.42%

Promesas de Trump a los agricultores estadounidenses

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, prometió el martes proteger a los agricultores estadounidenses contra China al indicar que proporcionará más ayuda si es necesario, un día después de que las empresas chinas detuvieran las compras agrícolas y Pekín amenazara con más aranceles a los productos agrícolas estadounidenses.

«Nuestros grandes agricultores estadounidenses saben que China no podrá lastimarlos porque su presidente los apoyó e hizo lo que ningún otro presidente haría. ¡Y lo volveré a hacer el año que viene si es necesario!», tuiteó Trump el martes.

Los agricultores estadounidenses, un grupo político clave para Trump, han estado entre los más afectados en la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo. Los envíos de soja, la exportación agrícola más valiosa de EE. UU. al principal comprador,  China, se hundieron a un mínimo de 16 años en 2018.

Para compensar las pérdidas, la administración Trump ha desplegado hasta $ 28 mil millones en ayuda federal desde que comenzó la guerra comercial el año pasado, y el Departamento de Agricultura hasta la fecha ha realizado $ 8,6 mil millones en pagos de ayuda directa a los agricultores.

El último paquete de ayuda federal de hasta $ 16 mil millones se lanzó en julio y se espera que el primer tramo de los pagos comience a mediados o fines de agosto.

Las promesas de grandes compras agrícolas por parte de China han sido un elemento clave de un posible acuerdo comercial, pero Trump dijo la semana pasada que Beijing no había cumplido su promesa de comprar grandes volúmenes de productos agrícolas estadounidenses y prometió imponer un arancel del 10% sobre otros $ 300 mil millones en importaciones chinas a partir del 1 de septiembre.

El lunes, el Ministerio de Comercio de China dijo que las compañías chinas se han detenido a comprar productos agrícolas estadounidenses y agregó que Beijing también puede imponer aranceles adicionales a los productos agrícolas estadounidenses, una medida que podría dañar aún más a los estados agrícolas estadounidenses que son clave para la candidatura de Trump a la reelección de 2020.

En general, China ha comprado alrededor de 14.3 millones de toneladas de la cosecha de soja de la temporada pasada, la menor en 11 años, y todavía se deben enviar unos 3.7 millones de toneladas, según datos de EE. UU. China compró 32,9 millones de toneladas de soja estadounidense en 2017.

Se espera récord de siembra de soja en Brasil

SAO PAULO, 6 ago (Reuters) – La nueva cosecha de soja de Brasil,  que los agricultores comenzarán a sembrar el próximo mes, alcanzará a 36,7 millones de hectáreas (90,68 millones de acres), un área un 2,3% más grande que la cosecha anterior, según el pronóstico promedio de una encuesta de analistas.

La producción de la nueva cosecha se estima en promedio en 122.8 millones de toneladas, 6.8% más que en la temporada anterior, según la encuesta.

Los analistas dijeron que la expansión de la siembra de soja probablemente estará limitada por el brote de gripe porcina de China, los precios mundiales más bajos de la soja y el potencial de mayores costos de transporte en Brasil.

Si se confirman las estimaciones de la encuesta, Brasil superaría a Estados Unidos como el principal productor mundial de soja.

Según el último pronóstico del USDA, se espera que los agricultores estadounidenses produzcan 104,64 millones de toneladas en la temporada actual que fue afectada por lluvias superiores a la media. Aún así, los agricultores brasileños se mantuvieron cautelosos. «Tenemos muchas cosas de qué preocuparnos», dijo el jefe de la asociación de productores de soja Aprosoja, Bartolomeu Braz Pereira. «El problema con los precios mínimos de carga de camiones no se ha resuelto. Los costos de producción son altos. Y la disputa comercial entre Estados Unidos y China es muy preocupante», dijo.

Las proyecciones de los analistas explicaron una posible recuperación de la productividad de la cosecha afectada por la sequía de la temporada pasada que llegó a 115 millones de toneladas, por debajo del récord 2017/18 de 119.3 millones de toneladas.

El gobierno brasileño todavía está evaluando las demandas de los camioneros con respecto a los mayores valores de flete. Dado que gran parte de la producción de Brasil está lejos de los puertos y se transporta en camiones, un aumento en los costos de transporte afectaría a los agricultores y comerciantes.

Algunos analistas creen que la guerra comercial entre Estados Unidos y China tiene más aspectos negativos que positivos para Brasil porque ha perjudicado los precios de la soja, a pesar de que la soja brasileña ha disfrutado de primas sobre los valores de Chicago. «La guerra comercial y el brote de gripe porcina en China están presionando los precios de referencia de la soja. Estos factores están limitando el crecimiento en el área plantada en Brasil», dijo Aedson Pereira, analista de granos de IEG FNP.

Trump minimiza preocupación por guerra comercial; China advierte de caos en mercados

WASHINGTON/PEKÍN/SHANGHÁI, 6 ago (Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, minimizó el martes la preocupación por la larga guerra comercial con China, mientras que Pekín advirtió de que la decisión de Washington de señalarlo como un manipulador de monedas llevará al caos a los mercados financieros.

Trump, quien la semana pasada afirmó que impondría aranceles del 10% a productos importados de China por valor de 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre, dijo que las inversiones se estaban dirigiendo a la economía estadounidense y también prometió respaldar a los agricultores frente a las represalias chinas.

China detuvo las compras de productos agrícolas estadounidenses y amenazó con gravámenes adicionales para los productos.

«¡Enormes cantidades de dinero de China y otras partes del mundo están llegando a Estados Unidos por razones de seguridad, inversión, y tasas de interés!», tuiteó Trump. «Estamos en una posición muy sólida».

Escalando la presión sobre China, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció el lunes que determinó por primera vez desde 1994 que Pekín manipulaba su moneda.

La medida se tomó después de que China dejó que el yuan se debilitara más allá de las 7 unidades por dólar por primera vez en más de una década, sacudiendo a los mercados financieros y reduciendo las expectativas de un fin de la guerra comercial que supera el año de duración.

Wall Street registró el lunes su peor día de 2019. El martes, los principales índices del mercado subían.

DESORDEN FINANCIERO

El banco central chino dijo el martes que la medida cambiaria de Washington «dañaría severamente el orden financiero internacional y causaría caos en los mercados financieros», al tiempo que evitaría una recuperación económica mundial.

China «no ha usado y no usará el tipo de cambio como una herramienta para lidiar con las disputas comerciales», dijo en un comunicado el Banco Popular de China en la primera respuesta oficial del país a la decisión estadounidense.

«China aconseja a Estados Unidos que frene antes del precipicio, que sea consciente de sus errores y que regrese del camino equivocado», afirmó.

El gobierno estadounidense quiere continuar las conversaciones comerciales con China y aún planea recibir a una delegación de Pekín para nuevas negociaciones en septiembre, dijo el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

El asesor afirmó también que la economía estadounidense se encontraba en buen pie y dijo que no veía una recesión mundial en el horizonte, pese al creciente temor a que el enfrentamiento comercial desacelere la actividad global de manufacturas.

La disputa entre ambos países ya ha escalado más allá de la imposición de aranceles recíprocos.

En una señal de un deterioro mayor en los lazos, el Ministerio de Comercio chino anunció el lunes que sus empresas dejaron de comprar productos agrícolas estadounidenses en respuesta a las últimas amenazas sobre aranceles de Washington.

 


Back to Top