Fuertes caídas en el sistema financiero argentino

Fuertes caídas en el sistema financiero argentino

Publicado el 12Ago

Fuertes caídas en el sistema financiero argentino

por Jorge CalandriCategorías Valores Negociables

La bolsa argentina registró hoy lunes uno de sus peores y bruscos descensos de la historia como respuesta al resultado adverso del Gobierno en las elecciones primarias

Mercados argentinos se derrumban tras aplastante victoria opositora en Argentina

Los mercados financieros argentinos se derrumbaron hoy lunes tras la abrumadora diferencia que el opositor de centroizquierda Alberto Fernández logró sobre el presidente Mauricio Macri en las primarias del domingo, que alejó la posibilidad de una reelección del mandatario neoliberal en los comicios de octubre.

El peso contra dólar spot cerró con una caída del 15,27% a 53,5 por cada dólar luego de alcanzar un récord mínimo de 65 unidades. El dólar BNA cerró en 52.80/53.00 con una suba de 17.13% El riesgo país de JP Morgan subía 4 unidades a 876 puntos básicos y la bolsa de Buenos Aires se desplomaba un 34,2% en medio del temor a que el Gobierno sufra un vacío de poder tras su derrota.

Los mercados argentinos no registraban una caída semejante desde la grave crisis económica de fin de 2001, según datos de la plataforma Eikon de Refinitiv.

Para evitar que el dólar siga escalando, el banco central subió la tasa de referencia unos 10 puntos porcentuales al 74%. El Gobierno anunció una conferencia de prensa de Macri por la tarde, en medio de versiones de cambios en el gabinete.

Si bien aún faltan dos meses para las elecciones generales, las primarias son consideradas un preciso sondeo de lo que podría acontecer en octubre en Argentina, donde una crisis económica golpeó la imagen de Macri en el último año y revitalizó al peronismo en la oposición.

Macri es el favorito de los mercados, que temen que Fernández impulse una fuerte intervención del Estado en la economía, como hizo durante su gestión su actual candidata a la vicepresidencia, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner.

«Los mercados reaccionan mal cuando se dan cuenta de que fueron estafados. El Gobierno los condujo a este estado de cosas con los bonos que emitieron», dijo el lunes Alberto Fernández en una entrevista radial.

Con el 98,7% de las mesas escrutadas, el Frente de Todos de Fernández consiguió el 47,7% de los votos, contra el 32,1% de Juntos por el Cambio, la coalición de Macri, según el conteo oficial.

De obtener este resultado en los comicios de octubre, Fernández evitaría un balotaje, que solo se disputaría si ninguno de los postulantes obtiene más del 45 por ciento de los votos o el 40 por ciento y una diferencia de 10 puntos porcentuales sobre el segundo.

Analistas consultados por Reuters dieron prácticamente por ganadas las elecciones a Fernández.

«Los resultados abren un escenario desafiante, con una transición muy larga. Tanto el Gobierno como la oposición enfrentan un dilema: negociar debería ser crítico para una transición ordenada, pero también podría reducir su competitividad de cara a las elecciones de octubre», dijo el banco Citi en un reporte.

El próximo presidente asumiría su cargo recién el 10 de diciembre.

ECONOMÍA GOLPEADA

Con una pobreza que creció al 35%, según cálculos de investigadores privados, y una inflación superior al 55% anual, la apuesta por la transparencia y la realización de obras públicas fue insuficiente para Macri.

Si bien Fernández se impuso en gran parte de los distritos del país, la gran diferencia con Macri la marcó en muchos de los suburbios pobres de Buenos Aires. En el distrito de La Matanza -que tiene casi 2 millones de habitantes-, Fernández logró el 62,6% de los votos frente al 19,4% de Macri.

Fernández -que fue jefe de Gabinete de Cristina Fernández de Kirchner y de su antecesor y difunto esposo, Néstor Kirchner- es proclive a una mayor intervención estatal en la economía para impulsar el mercado doméstico y hacer crecer la actividad, actualmente paralizada por la crisis iniciado el año pasado.

Macri intentó lidiar con la crisis cambiaria acudiendo el año pasado al Fondo Monetario Internacional (FMI), del que recibió un préstamo por 57.000 millones de dólares, aunque no logró aún volver a impulsar la economía. Fernández afirmó que tiene la voluntad de pagar la deuda.

«Creemos firmemente en respetar los compromisos de la deuda externa (…) También procuramos modificar el acuerdo no porque estemos en desacuerdo con los objetivos, que es volver a crecer y reducir la inflación, (pero) pensamos que con este camino que se adoptó esos objetivos no se están logrando», dijo a una radio local el economista Matías Kulfas, asesor clave de Fernández.

«También estamos en desacuerdo con el cepo cambiario (en alusión a la traba al mercado aplicada por Fernández de Kirchner), no tenemos ninguna intención», añadió.

Bolsa argentina anota una de los peores derrumbes en su historia

La bolsa argentina registró hoy lunes uno de sus peores y bruscos descensos de la historia como respuesta al resultado adverso del Gobierno en las elecciones primarias que se celebraron ayer.

El índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires cayó un 37,01%, a un cierre provisorio de 27.940,25 unidades, encabezada por la baja registrada en acciones de los segmentos financiero y energético. Esta bolsa venía de su cierre récord el viernes.

«Teniendo en cuenta el desarrollo de los últimos acontecimientos, reafirmamos un objetivo de conservación del capital para los portafolios concentrados en activos locales, priorizando la diversificación del riesgo mediante la incorporación de activos internacionales de corte conservador», dijo la banca de inversión Puente.

El Merval acumula ahora en lo que va del año una caída del 7,77%.

El mercado financiero mostró una de sus ruedas más alocadas desde las crisis argentinas de 2001 y 1989, dado el nerviosismo por la fuerte depreciación del peso, el salto en las tasas y el desplome de los bonos al ritmo del aumento del riesgo país.


Back to Top