Todo el mundo espera acuerdos China-EEUU

Todo el mundo espera acuerdos China-EEUU

Publicado el 26Ago

Todo el mundo espera acuerdos China-EEUU

por Jorge CalandriCategorías Granos

Los futuros de soja estadounidense subieron este lunes con la esperanza de que Washington y Beijing disminuyan las tensiones sobre el comercio, mientras que los futuros del maíz cerraron casi sin cambios y los de trigo bajaron.

Comentario Chicago

Los futuros de soja estadounidense subieron este lunes con la esperanza de que Washington y Beijing disminuyan las tensiones sobre el comercio, mientras que los futuros del maíz cerraron casi sin cambios y los de trigo bajaron.

Los comerciantes volvieron a tener esperanzas de que China y Estados Unidos pudieran avanzar hacia un acuerdo comercial, ya que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo que confiaba en que Beijing quisiera llegar a un acuerdo.

El principal negociador de China en las conversaciones comerciales dijo que Beijing estaba dispuesto a resolver la guerra comercial con Estados Unidos a través de «negociaciones tranquilas» y se opuso resueltamente a la escalada del conflicto.

La guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo se intensificó el viernes cuando ambas partes nivelaron más aranceles sobre las exportaciones de cada una.

China, el mayor importador mundial de soja, impuso aranceles del 25% en una lista de productos estadounidenses, incluida la soya, en julio de 2018 en respuesta a los aranceles que Washington había impuesto a los productos chinos, lo que detuvo los envíos de soja estadounidense.

Pero las importaciones de soja de China en julio aumentaron tres veces respecto al año anterior, luego de la llegada de cargas reservadas por empresas estatales chinas durante una tregua bilateral en diciembre.

«El comercio cree que quizás podamos llegar a un acuerdo», dijo Brian Hoops, presidente del corredor Midwest Market Solutions.

Ideas antes del informe sobre condición de los cultivos en EEUU

Se espera que el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) califique el 57% de la cosecha de maíz de EE. UU. en buenas a excelentes condiciones en su informe semanal de progreso de la cosecha, frente al 56% de la semana anterior, según un promedio de estimaciones de 10 analistas encuestados por Reuters el lunes.

Las estimaciones oscilaron entre 55% y 58% de buenas a excelentes después de una semana que incluyó lluvias favorables para los cultivos en gran parte del Medio Oeste. El USDA tiene previsto publicar su informe hoy lunes.

Para los porotos de soja, los analistas pronosticaron en promedio que el USDA calificaría el 54% de la cosecha de EE. UU. de buena a excelente a partir del 25 de agosto, frente al 53% de la semana anterior. Las estimaciones sobre las calificaciones de la soja variaron del 52% al 55%.

Para el trigo, los analistas en promedio esperaban que el USDA mostrara la cosecha de trigo de primavera de los EE. UU. como un 29% completa, frente al 16% de hace una semana, y la cosecha de trigo de invierno como un 97% completa, avanzando desde el 93% anteriormente.

Trump dice acuerdo con China se acerca, Pekín pide resolución de disputa

Por Jeff Mason y Yawen Chen. BIARRITZ, Francia/PEKÍN, 26 ago (Reuters) – El presidente estadounidense, Donald Trump, predijo que lograría un pacto comercial con China, buscando aliviar las tensiones derivadas de su disputa después de que los mercados se hundieron en respuesta a anuncios de aranceles de ambos países.

Trump dijo, tras la cumbre del G-7 en Biarritz, que creía que China era sincera sobre querer alcanzar un pacto, citando lo que describió como una creciente presión económica sobre Pekín y la pérdida de empleos en el gigante asiático.

El viceprimer ministro Liu He, quien ha liderado las conversaciones con Washington, sostuvo el lunes que China estaba dispuesta a resolver la disputa comercial a través de negociaciones «tranquilas» y se opuso a la escalada del conflicto.

Trump dijo que los comentarios de Liu son una señal positiva, destacando su alto rango, y reiterando que funcionarios de Comercio de Pekín se habían puesto en contacto con sus pares estadounidenses y que habían ofrecido a volver a la mesa de negociaciones, algo que China no confirmó.

«Creo que tienen muchas ganas de lograr un acuerdo. Creo que fue tratado anoche. El vicepresidente de China salió y dijo que quiere un pacto», afirmó Trump.

«Mientras más esperen, más difícil será reponerlo (el acuerdo), si es que se puede reponer», agregó Trump durante una conferencia de prensa conjunta con el mandatario francés, Emmanuel Macron. «No creo que tengan opción».

Días después de referirse al presidente Xi Jinping como un enemigo, colmó de elogios a su par chino dos veces el lunes, a quien se refirió como un «gran líder» y «hombre brillante».

En Pekín, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Geng Shuang, dijo que no había sabido de una llamada telefónica entre las dos partes. El Ministerio de Comercio de China, que generalmente publica declaraciones sobre llamadas comerciales, no respondió a solicitudes de comentarios.

El conflicto comercial entre las dos economías más grandes del mundo se agravó el viernes. Trump anunció gravámenes adicionales a productos chinos por un valor de 550.000 millones de dólares horas después de que China reveló aranceles sobre 75.000 millones de dólares en bienes estadounidenses.

El domingo, la Casa Blanca dijo que Trump lamentaba no aumentar aún más los aranceles. Pero el presidente también pareció recular en su amenaza de ordenar a las compañías estadounidenses que salgan de China.

Liu, el principal asesor económico de Xi dijo en una conferencia tecnológica en Chongqing, en el suroeste de China, dijo que «estamos dispuestos a resolver el problema a través de consultas y cooperación en una actitud tranquila y nos oponemos resueltamente a la escalada de la guerra comercial».

WALL STREET REPUNTA

Wall Street repuntó el lunes tras los comentarios de Trump y Liu, con los 11 sectores en el referencial S&P 500 subiendo después de que el viernes el índice completó su peor racha de pérdidas semanales.

«La sensación de hoy es de conciliación, el presidente está tratando de recular», dijo Art Hogan, jefe de estrategia de mercado en National Securities en Nueva York.

Negociadores de ambos países tienen previsto reunirse en septiembre en Washington, pero no está claro si los aranceles recíprocos alterarán dichos planes.

Pekín y Washington estuvieron cerca de un pacto en la primavera boreal pasada, pero funcionarios estadounidenses dijeron que China se retractó de un texto acordado por la renuencia a cambiar las leyes para abordar las quejas del gobierno de Trump.

Mercados argentinos caen, riesgo país se mantiene por encima de las 1.800 unidades

Los mercados argentinos volvían a caer el lunes, afectados por la persistente reticencia inversora por cuestiones locales y externas, situación que se reflejaba en un riesgo país por encima de las 1.800 unidades, dijeron operadores.

«El adverso clima externo combinado con la incertidumbre electoral doméstica (…) siguen afectando las cotizaciones de los activos domésticos a raíz de las liquidaciones de posiciones principalmente de fondos externos aún tras el fuerte castigo acumulado en las valuaciones», dijo Gustavo Ber economista de Estudio Ber.

* El riesgo país elaborado por la banca JP.Morgan subía nueve unidades, a 1.816 puntos básicos hacia las 12.45 hora de Buenos Aires (1545 GMT), contra un nivel de 1.960 unidades anotado la semana posterior a las elecciones primarias.

* En el contexto externo, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que Pekín había contactado a Washington para decir que quería retornar a la mesa de negociaciones, añadiendo que las conversaciones entre las partes estaban siendo más significativas que nunca antes.

* Los bonos soberanos en la plaza extrabursátil local operaban con una merma promedio del 1,3%, liderados por la tendencia negativa de los bonos más líquidos.

* El índice accionario S&P Merval de Buenos Aires bajaba un 0,93%, a 26.338,59 unidades, con lo que acumula una merma del 37,3% en lo que va de agosto.

* El peso en la plaza mayorista se depreciaba un 0,38%, a 55,38/55,40 por dólar, sin la intervención del banco central con reservas, al tiempo que el peso en el mercado marginal se apreciaba un 0,87%, a 57,00/57,50 por dólar, con pocos negocios de envergadura.


Back to Top