El índice S&P Merval avanza pero los bonos argentinos se derrumban

El índice S&P Merval avanza pero los bonos argentinos se derrumban

Publicado el 13Sep

El índice S&P Merval avanza pero los bonos argentinos se derrumban

por Jorge CalandriCategorías Valores Negociables

El índice S&P Merval avanza hasta las 30.282 unidades. Sin embargo, los bonos se derrumban ante la falta de avances en el plan de reperfilamiento, la demora en el desembolso del FMI e inconvenientes en la liquidación de rentas de títulos al exterior

Los bonos se derrumban hasta 10,3%, pero el S&P Merval gana 4%

El índice S&P Merval avanza hasta las 30.282 unidades. Sin embargo, los bonos se derrumban ante la falta de avances en el plan de reperfilamiento, la demora en el desembolso del FMI e inconvenientes en la liquidación de rentas de títulos al exterior a raíz de las recientes restricciones cambiarias.

AMBITO FINANCIERO – Las acciones y los bonos argentinos operaban con gran disparidad este viernes ante una creciente incertidumbre financiera, en momentos de mayores restricciones en el mercado de cambios que limitan las operaciones de arbitraje para hacerse de dólares.

«Los Adrs (acciones con cotización en el exterior) impulsan la subida del mercado por arbitrajes para hacerse de dólares pese a una resolución del banco central que obliga a mantener esos fondos cinco días inmovilizados», dijo un operador.

De todos modos, los operadores del exterior regresaron a un actitud de mayor ¨wait and see¨ tras el rebote técnico ensayado, luego de la consulta lanzada por el gestor de índices Morgan Stanley Capital International (MSCI) sobre la permanencia de Argentina en la categoría de Mercado Emergente, comentaron en el mercado.

Derrape en bonos

En el segmento de la renta fija, por su parte, los principales bonos nominados en dólares se hundían hasta cerca de 10%, ya que se reanuda la liquidación de posiciones ante la falta de avances en el plan de reperfilamiento, la demora en el desembolso del FMI e inconvenientes en la liquidación de rentas de títulos al exterior a raíz de las recientes restricciones cambiarias.

Entre los más operados, el Bonar 2024 se derrumbaba un 10,3%; el Bonar 2020, un 6,4%; y el Discount, un 6,4%.

«Las últimas medidas que buscan limitar los arbitrajes cambiarios también despertaron una negativa reacción, no sólo en las cotizaciones de los activos sino también en la evolución de las ‘brechas’ que volvieron a ampliarse, dado que se estaría reforzando el control de cambios», dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

Mientras tanto, el dólar en la plaza mayorista cerró casi estable a $56,11, con una firme participación de la banca oficial cuando la cotización alcanzó la zona de $56,20 unidades, comentaron operadores.

En tanto, el riesgo país elaborado por el banco JP Morgan subía 72 unidades, a 2.165 puntos básicos.

La postergación de vencimiento de deuda pública de corto plazo hace mantener este nivel alto, por todos los riesgos de renegociación con la deuda en general.

El portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, dijo que continúa en conversaciones con Argentina, en momentos en que el Gobierno espera que se apruebe un desembolso por unos u$s5.400 millones.

«El Gobierno está trabajando, previendo el no desembolso del FMI», dijo Mariano Sardáns, director ejecutivo de la gerenciadora de patrimonios FDI, y señaló que «están previendo el peor escenario, tomando como máxima el no desembolso, lo que no quiere decir que no lo vaya a haber».

Mercado argentino se adapta a nueva restricción cambiaria, peso estable con accionar de la banca pública

Los bonos y las acciones argentinas mostraron una tendencia dispar el viernes ante reacomodamientos generales de carteras, en momentos de mayores restricciones en el mercado de cambios que limitan las transacciones de arbitraje para hacerse de dólares.

En la plaza cambiaria mayorista, el peso se mantuvo equilibrado dada la intervención de la banca oficial, que inyectó divisas para evitar una nueva depreciación de la moneda, tendencia que en cambio no alcanzó a la cada vez más activa franja marginal.

«Las últimas medidas que buscan limitar los arbitrajes cambiarios también despertaron una negativa reacción, no sólo en las cotizaciones de los activos sino también en la evolución de las ‘brechas’ que volvieron a ampliarse, dado que se estaría reforzando el control de cambios», dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

* El índice bursátil S&P Merval  subió un 3,36%, al cierre provisorio de 30.091,87 unidades, por recompras de posiciones dados los atractivos valores luego de recientes bajas. Las compras estuvieron encabezadas por acciones de empresas con cotización en el exterior.

* «Los Adrs (acciones con cotización en el exterior) impulsan la subida del mercado por arbitrajes para hacerse de dólares pese a una resolución del banco central que obliga a mantener esos fondos cinco días inmovilizados», dijo un operador.

* Este arbitraje se conoce en el mercado como ‘contado con liquidación’, el que este viernes promedió niveles en torno a los 71 y 73 pesos por dólar, con diferencial superior al 25% frente a las anotaciones interbancarias.

* El peso mayorista apenas se depreció un 0,05%, a 56,09/56,15 por dólar, con una activa participación de la banca oficial cuando la cotización alcanzó la zona de 56,20 unidades.

* En el segmento marginal, el peso cayó un 2,44%, a 61,00/61,50 unidades, en una plaza que día a día aumenta en volumen por los mayores controles de cambio junto a la incertidumbre política a más de un mes de las elecciones presidenciales. La brecha de este circuito con el mayorista es del 9,5%.

* El riesgo país elaborado por el banco JP.Morgan subía 80 unidades, a 2.173 puntos básicos (2005 GMT). La postergación de vencimiento de deuda pública de corto plazo hace mantener este nivel alto, por todos los riesgos de renegociación con la deuda en general.

* Un portavoz del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo esta semana que continúa en conversaciones con Argentina, en momentos en que las autoridades del país sudamericano esperan que se apruebe un desembolso por unos 5.400 millones de dólares.

* «Suponemos que el dinero del FMI se atrasará pero llegará antes de diciembre. Si no llegara, limita aún más la capacidad de pago de la deuda argentina. De todas maneras, el precio de los bonos ya descuenta una reestructuración de la deuda», dijo Christian Reos, analista de la correduría Allaria Ledesma y Compañía.

* El banco central dispuso una baja en la tasa de referencia de las letras ‘Leliq’, a nivel del 84,149%, para liberar algo de circulante dada la recesión de la economía, con sesgos pronunciados tras las elecciones primarias de agosto donde el oficialismo tuvo una dura derrota política para aspirar a una reelección de Mauricio Macri.

Banco central de Argentina adopta recorte en tasa de referencia

BUENOS AIRES, 13 sep (Reuters) – El banco central de Argentina (BCRA) bajó nuevamente el viernes la tasa de corte en la segunda licitación del día de Letras de Liquidez (‘Leliq’), dijeron operadores.

El BCRA colocó 175.766 millones de pesos (unos 3.135 millones de dólares) a una tasa promedio del 84,042%, frente a un rendimiento de 84,5% de la subasta anterior.

La segunda colocación anotó un rendimiento máximo del 84,5% y un mínimo del 82,49% anual a siete días de plazo.

La tasa de referencia diaria de las ‘Leliq’, equivalente a la tasa de política monetaria, fue de 84,149% tras la absorción de 229,590 millones de pesos (unos 4.095 millones de dólares) en dos licitaciones.

¿Es hora de comprar? Acciones argentinas a precio de ganga comienzan a ganar atractivos

Por Eliana Raszewski y Rodrigo Campos. BUENOS AIRES, 13 sep (Reuters) – Las acciones argentinas, que se desplomaron en agosto a sus menores niveles en dos años, están atrayendo a inversores tentados por sus precios bajos, pese a la incertidumbre sobre la marcha de la economía a pocas semanas de las elecciones presidenciales de octubre.

El principal índice bursátil del país perdió casi la mitad de su valor en las semanas posteriores a la derrota que sufrió el presidente liberal Mauricio Macri en las elecciones primarias del 11 de agosto, que sacudió a los mercados de deuda y de renta variable del país.

Desde entonces, el índice S&P Merval  se ha estabilizado, aunque sigue abajo en más de un tercio, lo que los banqueros y corredores dijeron que está comenzando a atraer a los inversores, que apuestan a que el entorno mejore y las valoraciones se recuperen.

«Se empiezan a ver más consultas de inversores extranjeros, de manera paulatina», dijo a Reuters Christian Reos, gerente de investigación de la correduría Allaria en Buenos Aires.

«El valor total de las compañías no reflejan su realidad. Hoy tienen alto riesgo porque están muy volátiles los activos argentinos, pero viéndolo a mediano plazo es una oportunidad para tomar carteras», agregó.

El S&P Merval subía el viernes 2% a las 12:46 hora local (1546 GMT), encabezado por acciones de empresas que cotizan en el exterior.

La gran pregunta en la mente de los inversores es en qué dirección se moverá el país después de la elección del 27 de octubre. Macri fue aplastado en las primarias por el candidato peronista Alberto Fernández, considerado un moderado de centroizquierda.

La amplitud del resultado, que sorprendió a los encuestadores y al ámbito político, golpeó a los mercados ya que los inversores temen que Fernández pueda introducir políticas más proteccionistas respaldadas por su compañera de fórmula, la expresidenta populista Cristina Fernández de Kirchner.

VIENTOS POLÍTICOS

Luiz Ribeiro, jefe de operaciones latinoamericanas en el administrador de activos DWS, que mantuvo sus tenencias de acciones argentinas en el exterior (ADRs) durante la caída del mercado, dijo, sin embargo, que vio a Fernández adoptando un enfoque más pragmático.

«Vemos que los mercados valoran el peor de los casos, que no vemos como el más probable», explicó, en referencia a la probabilidad de que un Gobierno de Fernández sea más moderado de lo algunos inversores esperan.

«A los precios actuales no vamos a vender. Solo necesitamos más señales de Alberto (Fernández) de que realmente va en esa dirección y de cómo va a llegar allí, para que realmente podamos comprar», agregó.

Ribeiro dijo que las compañías de energía y las financieras son las que podrían atraer una ola inicial de compradores.

Eso podría incluir a empresas como Grupo Financiero Galicia <GGAL.BA>, o al gigante petrolero YPF <YPFD.BA>, que encabeza el desarrollo en la enorme formación de hidrocarburos no convencionales Vaca Muerta, en el oeste de Argentina.

TOLERANCIA AL RIESGO

Kathryn Rooney Vera, jefe de análisis y estratega de mercados emergentes en Bulltick LLC, en Miami, dijo que clientes residentes en Estados Unidos han acudido a ella para invertir en acciones argentinas tras la aguda caída de sus precios y destacó el potencial de Vaca Muerta como uno de sus atractivos.

«Para los inversores especulativos que están dispuestos a sentarse sobre algo que tiene valor y que ven potencial, es un momento interesante para buscar en los sectores bancario y energético», dijo Rooney Vera, y advirtió que son apuestas para quienes tengan una alta tolerancia al riesgo.

Invertir en acciones de empresas de Argentina es una apuesta riesgosa debido a la gran incertidumbre que tiene el mercado sobre las políticas económicas que tomará Fernández de ser electo en octubre, explicó por su parte Juan Pablo Fuentes, economista de Moody’s Analytics en Pensilvania.

«Por más que (las empresas) tengan un esquema de negocios saludable, bajos niveles de deuda, al final la actuación de las empresas va a depender del escenario macroeconómico. Si ese escenario se deteriora, no hay empresas, por más saludable que sean, que se vayan a salvar de la situación», agregó.

El dólar subió tres centavos a $58,44, mientras que el CCL superó los $70

El billete verde avanzo tres centavos en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito. En el mercado financiero, el «contado con liqui» se disparó por rumores sobre el desembolso del FMI y dificultades de las empresas para girar divisas.

AMBITO FINANCIERO – El dólar cerró casi estable este viernes a $ 58,44 en agencias y bancos de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito, mientras que el «Contado con Liquidación» se dispara en medio de los rumores sobre demora del nuevo desembolso del FMI y de las complicaciones de algunas empresas para girar divisas al exterior.

En el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), la divisa cerró casi estable a $ 56,11 en una rueda donde bancos oficiales aparecieron con ventas que pusieron un límite en la plaza donde operan bancos y agentes de comercio exterior.

Esa calma aparente no se replica en el mercado financiero, donde el dólar «contado con liquidación» saltó un 3,6% y superó los $ 70 (a $ 71,23), por lo que la brecha con la divisa mayorista se amplió casi al 30% (al 27%).

La disparada se produce un día después que se conoció que el vencimiento de deuda de u$s 130 millones que afrontó la compañía IRSA no llegó a los tenedores de la Obligación Negociable en el exterior, al margen de que la empresa depositó el dinero.

El motivo es que el control de cambios, tal como está redactada la regulación por parte del Banco Central, impide efectivizar pagos a «personas jurídicas».

Asimismo, el dólar MEP escaló un 3,1% a $ 66,84, lo que implica una brecha del 19,2% frente a la cotización en el MULC.

En el mercado, el dólar blue trepó $ 1,50 a $ 61,50 en cuevas de la city porteña, de acuerdo a fuentes consultadas por Ámbito.

A la incertidumbre generada por las restricciones cambiarias, se suman las versiones sobre la demora del nuevo desembolso de Fondo Monetario Internacional (FMI), que quedaría pendiente para después de las elecciones de octubre.

El economista Gustavo Ber destacó a Ámbito que “el CCL está cada vez más caliente por los rumores de que el FMI no girará los los u$s 5.400 millones antes de las elecciones generales. Además, se le suma el ruido de algunas empresas que se vieron imposibilitadas de pagar vencimientos de deuda a inversores del exterior”.

Los máximos se anotaron en $ 56,20 a poco de iniciadas las operaciones, 10 centavos arriba de los valores del final previo. La demanda por cobertura se mostró activa en el primer tramo sostenienda la cotización del dólar en un nivel que provocó la aparición de la banca pública en el mercado.

«El FMI no gira más fondos hasta luego de la presidencial», opinó Gabriel Monzón, jefe de la consultora local Grupo Latina. «Este será un golpe inesperado para la economía».

PSA La California SA es una empresa vinculada a Mario Calandri e hijos SA

Back to Top