Cautela en Chicago. Argentina sufre su último día hábil antes de las elecciones.

Cautela en Chicago. Argentina sufre su último día hábil antes de las elecciones.

Publicado el 25Oct

Cautela en Chicago. Argentina sufre su último día hábil antes de las elecciones.

por Jorge CalandriCategorías Granos, Noticias por la mañana, Valores Negociables

Los futuros de soja en Chicago se mantienen cautelosos mientras ese mercado espera la evolución de las negociaciones comerciales entre Beijing y Washington y las posibles implicaciones para las importaciones chinas.

Los futuros de soja en Chicago se mantienen cautelosos mientras ese mercado espera la evolución de las negociaciones comerciales entre Beijing y Washington y las posibles implicaciones para las importaciones chinas.

El maíz se mantuvo estable ya que el mercado esperaba una imagen más clara de la cosecha estadounidense.

El trigo de Chicago opera ligeramente más alto ya que los firmes precios mundiales  y los retrocesos climáticos en Argentina y Australia compensaron las malas exportaciones semanales de los EE. UU.

El maíz está programado para una segunda semana de pérdidas, ya que el mercado siguió bajo la presión de la cosecha estadounidense.

«Hay factores geopolíticos en juego», dijo Michel Portier, jefe de la consultora Agritel. «Está la cuestión de si Estados Unidos y China llegarán a un acuerdo y cuál será el resultado de las elecciones de este fin de semana en Argentina».

La soja ha estado en el corazón de la batalla comercial entre Estados Unidos y China, con aranceles que perturban los envíos masivos de soja. Fuentes dijeron esta semana que China había otorgado a los importadores una gran cuota libre de aranceles para la soja estadounidense. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) anunció el jueves la venta de 264,000 toneladas de soja estadounidense a China, pero el volumen decepcionó a los comerciantes.

«Acaban de comprar algunos barcos, pero el mercado esperaba compras mucho más altas», dijo un comerciante con sede en Singapur en una empresa comercial internacional que suministra frijoles a China.

Los datos semanales de ventas de exportación de soja publicados por el USDA el jueves también estuvieron por debajo de las expectativas. Las ventas netas la semana pasada cayeron a un mínimo de dos meses de 475.200 toneladas, incluyendo solo un cargamento de soja a China. El mercado de la soja estará atento a cualquier evolución en una llamada telefónica entre altos funcionarios estadounidenses y chinos el viernes que sigue a un acuerdo comercial de «fase uno» esbozado por el presidente estadounidense Donald Trump a principios de este mes.

Las elecciones presidenciales de Argentina el domingo están siendo monitoreadas para ver si cambia la política de impuestos a la exportación en el principal proveedor de trigo, maíz y soja que se encuentra en medio de una crisis económica.

Los mercados estadounidenses de soja y maíz también están evaluando las perspectivas de rendimiento para la cosecha en curso en el Medio Oeste, que se ha visto obstaculizada por las condiciones frías y húmedas este mes. Los pronósticos del tiempo apuntaban a condiciones más secas en el Medio Oeste la próxima semana, pero también a temperaturas más frías.

En trigo, las ventas semanales de exportación de EE. UU. De 262.400 toneladas fueron inferiores a las expectativas de caída de las cosechas en Australia y Argentina, así como el aumento de los precios en Rusia y Ucrania, países exportadores del Mar Negro. El Consejo Internacional de Granos recortó el jueves su pronóstico para la producción mundial de trigo en la temporada 2019/20 a medida que las perspectivas para la cosecha de Australia se atenuaron.

Aún es posible que economía global se siga enfriando pese a ciclos de recortes de tasas

BENGALURU, 25 oct (Reuters) – La economía mundial sigue más propensa a sufrir nuevos declives que a conseguir una recuperación generalizada, incluso a pesar de que múltiples bancos centrales están desplegando más programas de alivio cuantitativo, según economistas encuestados por Reuters en las últimas semanas.

Aunque una distensión en la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha llevado las acciones a nuevos máximos, bonos por un total recórd de 17 billones de dólares arrojan rendimientos negativos y un indicador clave del mercado sobre recesión aún está activo.

Luego de que el Banco Central Europeo (BCE) adentró su tasa de depósito bancario aún más en terreno negativo el mes pasado, el Banco de Japón -que esencialmente ha conducido una política monetaria ultra expansiva por dos décadas- y la Reserva Federal estadounidense se aprestan a recortar sus tasas de interés nuevamente a partir de la próxima semana.

«Muchos otros bancos centrales en el mundo, liderados por la Fed y el BCE, están recortando sus tasas. Los estímulos fiscales son inminentes, también, pero las curvas de rendimientos de los bonos aún apuntan a una recesión», escribió Janet Henry, economista jefe global de HSBC, en una nota enviada a clientes.

Las previsiones de inflación y crecimiento de las principales economías del mundo parecen estar retrocediendo o en el mejor de los casos sosteniendo tasas históricamente moderadas, de acuerdo a sondeos de Reuters realizados a más de 500 analistas de varias partes del mundo este mes.

Si bien casi todos los grandes bancos centrales sobre los que se hicieron estimaciones van a relajar más su política monetaria el próximo año, un 71% de los 177 economistas consultados dijeron en respuesta a una pregunta adicional que la ralentización de la economía global probablemente se profundizará en lugar de mostrar un repunte sincronizado.

Esta perspectiva constituye un giro dramático respecto a casi seis meses atrás, cuando los economistas estaban divididos casi por igual sobre el panorama global.

El optimismo expresado por muchos analistas en torno a una resolución de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China parece haberse evaporado.

Y la salida de Reino Unido de la Unión Europea, que ahora está por retrasarse nuevamente, sigue generando preocupación por su efecto en la confianza de los inversores.

«La mayoría de los riesgos plausibles que vemos son bajistas, incluyendo la posibilidad de un Brexit sin acuerdo en el primer trimestre del 2020 y otra escalada en las negociaciones comerciales entre China y Estados Unidos», destacó Ajay Rajadhyaksha, jefe de macroeconomía en Barclays, y añadió: «Por otro lado, no vemos factores alcistas».

A la espera de que pase la política y vuelva la producción

AMBITO. SUSANA MERLO. Mientras el campo espera que termine la etapa proselitista para poder volver a la producción, y se mantienen las idas y vuelta entre dirigentes, aspirantes a candidatos y funcionarios, los productores solo miran al cielo, analizan el impacto del clima frío para la época, y sacan cuentas en forma permanente ante la falta de precios.

A su vez, el fortalecimiento relativo del dólar mejora la competitividad de algunas producciones, y complica los costos -dolarizados- de otras. En ese sentido, “en una situación de “advertencia” o “estancamiento”, se encuentran el algodón, los bovinos, la mandioca, el maní y la miel.

En tanto, el arroz se enmarca en una situación de crisis, y en ese contexto aparecen también los cítricos dulces, el sector forestal, las economías de peras, las manzanas y, por último, los vinos y mostos”, según señala el Semáforo de economías extrapampeanas que periódicamente elabora Coninagro.

Aunque con algunos datos discutibles, como el crecimiento que “muestran los granos, hortalizas, el sector de lechería, ovinos, papa, tabaco y yerba mate”, el indicador sirve para tomar el pulso de buena parte del maíz. Según esto, la situación comparativa es mejor (con menor cantidad de sectores en crisis) que hace unos meses atrás, aunque las “bonanza” actual constituye apenas una foto que no alcanza a neutralizar arrastres anteriores como el de la lechería. En este caso, la fuerte caída de producción, a pesar de la primavera, forzó una mejora en los precios que se venían recibiendo en tranquera de tambo, ya que no estaba siendo atenuada ni siquiera por la fuerte baja del consumo interno (que ahora la industria intenta minimizar).

Entre los que están mejor aparecen los cerdos, de la mano de las fuertes exportaciones a China debido al ataque de fiebre porcina en el país asiático, que forzó la faena de más de 200 millones de cabezas y, por ende, al aumento de las exportaciones hacia aquel destino. Esta mejora en las carnes porcinas no llega, sin embargo, a la carne vacuna que también está teniendo una muy buena perfomance exportadora hacia China, pero con el cuello de botella que aún imponen un grupo de frigoríficos exportadora que siguen sin “derramar” las mejoras sobre el primer eslabón de la cadena: los ganaderos.


Back to Top