Los mercados financieros esperando indicios del nuevo Gobierno

Los mercados financieros esperando indicios del nuevo Gobierno

Publicado el 31Oct

Los mercados financieros esperando indicios del nuevo Gobierno

por Jorge CalandriCategorías Valores Negociables

Los mercados financieros de Argentina seguían el jueves esperando indicios de cuáles serán las políticas económicas y financieras que llevará adelante el presidente electo Alberto Fernández a partir del 10 de diciembre.

Mercados financieros de Argentina esperan primeros indicios del presidente electo

Los mercados financieros de Argentina seguían el jueves esperando indicios de cuáles serán las políticas económicas y financieras que llevará adelante el presidente electo Alberto Fernández a partir del 10 de diciembre.

La importancia de los indicios radica en la complejidad de la economía argentina, que se encamina a una reestructuración de su deuda en medio de una recesión, una inflación en torno al 55% anual y una fuerte presión cambiaria.

El miércoles, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo a Reuters que espera que el nuevo Gobierno mantenga el compromiso del país con los términos de su programa de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 57.000 millones de dólares.

Bajo el eslogan «La deuda es con el pueblo, no con el FMI», organizaciones sociales marchaban el jueves en el centro de la Ciudad de Buenos Aires para protestar contra las políticas de ajuste del FMI y del actual presidente neoliberal Mauricio Macri.

«Lo importante es que nos mantenemos sin definiciones ni de equipo ni de políticas y, como hemos dicho, cada día que pase en este sentido podrá ir pesando más sobre el comportamiento del mercado», dijo Portfolio Personal Inversiones.

Fernández, que visitará México el viernes en su primer viaje internacional tras ganar las elecciones del domingo para reunirse con el presidente Andrés López Obrador, ya designó un equipo de trabajo para organizar la transición, pero aún se desconocen cuáles serán sus primeras medidas.

«Hasta que no haya definiciones sobre el programa económico, renegociación de la deuda y las negociaciones con el FMI, el mercado seguirá presentando volatilidad en las operaciones», dijo el agente de liquidación y compensación Puente.

En medio de una constante cobertura en dólares, el peso mayorista subió un leve 0,05% a 59,67/59,68 unidades sostenido por la intervención de bancos oficiales en el mercado.

«Atentos a las señales políticas y económicas que va arrojando esta etapa de transición, los inversores continúan mostrándose cautelosos y expectantes, ante lo cual es que los activos domésticos vienen exhibiendo una mayor volatilidad aunque en un ‘rango de trading'», dijo Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

En este contexto, los bonos soberanos  cayeron en promedio del 0,7% y la bolsa argentina mejoró un 3,26% en su cierre provisorio alentada por la debilidad y restricciones cambiarias vigentes.

Durante el 2019, el peso se hundió un 37%, lo que se suma a la depreciación del 50,5% en 2018. Esta incertidumbre se corrobora en una pérdida permanente de reservas del banco central y fuga de depósitos.

«Vamos a un modelo de complejidad económica mayor donde queda claro que la Argentina no puede tener un tipo de cambio libre sin pagar ningún costo», dijo Pedro Biscay, exdirector del banco central, en declaraciones radiales.

«Por supuesto que tener un tipo de cambio con reglas, con controles y restricciones va a generar costos, la política pública va a tener que elegir el mal menor», agregó.

Peso argentino termina octubre en baja, golpeado por elección y duro ‘cepo’ cambiario

El peso argentino cerró el mes con una sostenida caída por la desesperada huída de los inversores en búsqueda de dólares, motivada por la recesión de la economía, los condicionantes que impusieron las elecciones presidenciales y un rígido control cambiario que se adoptó para resguardar las reservas del banco central (BCRA).

Los mercados financieros seguían esperando indicios de cuáles serán las políticas económicas y financieras que llevará adelante el presidente electo Alberto Fernández a partir del 10 de diciembre.

La moneda cotizada en la franja mayorista quedó apenas alcista con un 0,05% en el día, a 59,67/59,68 por dólar  gracias al accionar de la banca pública, para arrastrar en octubre una debilidad del 3,49% y acumular en 2019 una caída del 36,83%. El BCRA puso nuevamente en la apertura una orden de venta por 50 millones de dólares en bloque, a 59,99 pesos, como para poner un soporte en la cotización de la divisa.

Agentes bancarios dijeron a Reuters que hubo ofertas de dólares por parte de entidades financieras privadas para participar en la licitación diaria de letras ‘Leliq’ en su último día con una retribución mínima del 68%, ya que desde noviembre se recorta esta tasa al piso del 63%.

La autoridad monetaria dispuso el lunes por la madrugada un límite de compra de apenas 200 dólares por mes a través de cuentas bancarias y de 100 dólares para la adquisición en efectivo, con la idea de preservar las reservas hasta la asunción del nuevo Gobierno. Previamente, se podían comprar libremente hasta 10.000 dólares mensuales.

«El mercado mayorista operó con menor volumen (esta semana) porque el cambio de reglas fue tan fuerte que hizo que los operadores pongan un parate», dijo en declaraciones radiales Pedro Biscay, exdirector del banco central.

Con las dudas por el accionar futuro en lo político y la prolongada recesión de la economía, el peso informal cedió un 2,90%, a 67,00/69,00 por dólar, para acumular en el mes una baja del 11,23% por la creciente demanda. El ‘cepo’ alienta a estas transacciones marginales.

El arbitraje del peso con activos para fugar divisas al exterior -denominado ‘contado con liquidación’- perdió un 2,11% a la zona de 79,78 unidades, para profundizar la baja de octubre al 20,87% por las incertidumbres políticas y la instrumentación de otro ‘cepo’ mucho más duro al vigente previo a las elecciones.

Estas restricciones cambiarias asfixiaron de tal manera a la plaza financiera argentina que los volúmenes se redujeron abruptamente en todos los renglones, con el agravante de una fuerte dolarización y más inflación por traspaso a precios de la devaluación.

Los bonos soberanos extrabursátiles promediaron un descenso del 0,7% y perdieron así el 1,8% en octubre, con un riesgo país del banco JP.Morgan que subía 51 unidades a 2.289 puntos básicos (2005 GMT).

Con los activos bursátiles como estrella ante las constantes coberturas por la debilidad del peso, la bolsa porteña recuperó este jueves en su índice S&P Merval  un 3,26%, a 34.995,2 puntos como cierre provisorio, y avanzó el 20,40% durante el mes.

Banco Central licita letras ‘Leliq’ al 68,002% en segundo llamado

El banco central de Argentina (BCRA) mantuvo sin mayores cambios la tasa abonada en la segunda licitación del día de Letras de Liquidez (‘Leliq’) a ocho días de plazo.

El BCRA colocó 96.759 millones de pesos (unos 1.622 millones de dólares) con una tasa promedio del 68,002% anual, frente a un rendimiento del 68,003% avalada en una licitación previa

La entidad monetaria abonó una tasa máxima del 68,01% y una mínima del 68% anual, dijeron las fuentes.

La tasa de referencia diaria de las ‘Leliq’, equivalente a la tasa de política monetaria, se ubicó en el 68,002% tras la absorción de 198.010 millones de pesos (unos 3.318 millones de dólares) en dos licitaciones.

El Comité de Política Monetaria (COPOM) del BCRA fijó un nivel piso de las letras ‘Leliq’ en 63% para noviembre, cinco puntos porcentuales por debajo del sostén de octubre

Peso argentino termina octubre en baja, golpeado por elección y duro ‘cepo’ cambiario

El peso argentino cerraba el mes con una depreciación por la desesperada huída de los inversores en búsqueda de dólares, motivada por la recesión de la economía, los condicionantes que impusieron las elecciones presidenciales y un rígido control cambiario que se adoptó para resguardar las reservas.

Los mercados financieros del país sudamericano seguían esperando indicios de cuáles serán las políticas económicas y financieras que llevará adelante el presidente electo Alberto Fernández a partir del 10 de diciembre.

La moneda cotizada en la franja mayorista cedía un 0,32%, a 59,65/59,90 por dólar, para arrastrar en octubre una debilidad del 3,85% y acumular en 2019 una caída del 37%. El banco central (BCRA) puso nuevamente en la apertura una orden de venta por 50 millones de dólares en bloque, a 59,99 pesos, como para poner un soporte en la cotización de la divisa.

El banco central dispuso esta semana un límite de compra de apenas 200 dólares por mes a través de cuentas bancarias y de 100 dólares para la adquisición en efectivo, con la idea de preservar las reservas hasta la asunción del nuevo Gobierno. Previamente, se podían comprar libremente hasta 10.000 dólares mensuales.

El peronista opositor Fernández ganó la presidencia en primera vuelta el domingo y truncó la reelección del actual mandatario neoliberal Mauricio Macri, al superarlo con más del 45% de los votos.

«El mercado mayorista operó con menor volumen (esta semana) porque el cambio de reglas fue tan fuerte que hizo que los operadores pongan un parate», dijo en declaraciones radiales Pedro Biscay, exdirector del banco central.

Con las dudas por el accionar futuro en lo político y la prolongada recesión de la economía, el peso informal cedía un 1,47%, a 66,00/68,00 por dólar, para acumular en el mes una baja del 9,93% por la creciente demanda, dijeron operadores.

Agregaron que el llamado ‘cepo’ alienta a estas transacciones marginales.

El arbitraje del peso con activos para fugar divisas al exterior -denominado ‘contado con liquidación’- perdía un 1,26% a la zona de 79,11 unidades, para profundizar la baja de octubre al 20,20% por las dudas políticas y la instrumentación de otro ‘cepo’ mucho más duro al vigente previo a las elecciones.

Estas restricciones cambiarias asfixiaron de tal manera a la plaza financiera argentina que los volúmenes se redujeron abruptamente en todos los renglones, con el agravante de una fuerte dolarización y más inflación por traspaso a precios de la devaluación.

Los bonos soberanos extrabursátiles promediaban un descenso del 1,0%, y el riesgo país del banco JP.Morgan subía 46 unidades a 2.284 puntos básicos. La bolsa porteña subía en su índice S&P Merval  un 1,83%, a 34.510,57 puntos, como cobertura a la debilidad del peso.

PSA La California SA es un Agente Negociación de Granos y Valores Negociables vinculada con Mario Calandri e hijos SA


Back to Top