Cereales bajan en Chicago, mientras la soja sube.

Cereales bajan en Chicago, mientras la soja sube.

Publicado el 20Nov

Cereales bajan en Chicago, mientras la soja sube.

por Jorge CalandriCategorías Granos, Noticias por la mañana, Valores Negociables

Los futuros del maíz y trigo en Chicago bajan hoy miércoles y la soja sube luego que los precios se consolidaron cerca de los mínimos de varias semanas, mientras que los comerciantes esperaban más noticias sobre las conversaciones comerciales de Estados Unidos y China y las perspectivas de cosecha en los Estados Unidos y América del Sur.

Los futuros del maíz y trigo en Chicago bajan hoy miércoles y la soja sube luego que los precios se consolidaron cerca de los mínimos de varias semanas, mientras que los comerciantes esperaban más noticias sobre las conversaciones comerciales de Estados Unidos y China y las perspectivas de cosecha en los Estados Unidos y América del Sur.

El contrato de maíz más activo en Chicago bajó un 0,4% a usd 144.97 por tonelada con una baja de usd 0.69, justo por encima del mínimo de dos meses del lunes de usd 144.49

El trigo CBOT  bajó 0.4% a usd 187.21 por tonelada, consolidándose cerca del mínimo de un mes del lunes de usd 182.97

La soja agregó 0.3% a usd 335.92 por tonelada después de tocar el mínimo de 1-1 / 2 meses del lunes de usd 334.40 por tercera sesión consecutiva.

Los comerciantes esperaban que las cosechas de maíz y soja de EE. UU. finalizaran para tener una imagen más clara de los rendimientos, después de las demoras climáticas de este año.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) dijo el lunes que la cosecha de maíz estaba completa en un 76%, por debajo de una estimación del consenso de analistas del 77% y muy por debajo del promedio de cinco años del 92%.

La agencia también fijó la cosecha de soja como un 91% completa, igualando las expectativas comerciales, pero por debajo del promedio de cinco años del 95%.

«Es probable que los campos restantes se cosechen durante la próxima semana o dos. Solo entonces quedará claro cuán significativo ha sido el déficit de rendimiento como resultado del retraso en el desarrollo de la planta», dijo Commerzbank en una nota.

El maíz había recibido cierto apoyo el martes por el lento progreso de la cosecha que lo esperado y el anuncio de una gran venta de exportación por segundo día consecutivo.

Sin embargo, las lluvias en Brasil y Argentina, que deberían ayudar a sembrar  el maíz y la soja, mantenían una tapa al mercado.

La incertidumbre sobre las negociaciones comerciales entre Washington y Beijing también alentaba a los mercados de granos, en particular a la soja, a mantenerse en un rango estrecho.

Ambas partes habían señalado el progreso en las conversaciones la semana pasada, pero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió el martes que su país aumentaría los aranceles a las importaciones chinas si no se llega a un acuerdo.

La soja y otros mercados de semillas oleaginosas encontraron cierto apoyo el miércoles debido a un repunte en los futuros del aceite de palma vinculado al endurecimiento de la oferta.

El trigo aumentó el martes con el apoyo de una calificación semanal menor a la esperada para los cultivos de trigo de invierno de EE. UU., pero se mantuvo anclada por los grandes suministros mundiales.

«Creo que hubo cierta preocupación por las bajas temperaturas la semana pasada y las condiciones de cultivo más deficientes esta semana, pero nada más que eso», dijo un comerciante europeo sobre el trigo.

Sin embargo, las malas perspectivas de cosecha en Australia y la disminución de las estimaciones de la cosecha de Argentina ayudaron a apuntalar el trigo

Un acuerdo comercial con China podría terminar dañando el mercado de soja de EEUU

FORT COLLINS, Colorado, 19 nov (Reuters) – El comercio de soja entre Estados Unidos y China se ha visto interrumpido durante casi un año y medio a medida que continúa la guerra comercial, pero la medida de que un pacto oficial beneficiaría a la parte estadounidense. depende en gran medida de los detalles en el interior.

Restaurar el comercio a las condiciones anteriores y permitir que China compre soja estadounidense y otros productos agrícolas cuando el mercado es favorable, es probablemente el resultado óptimo.

Pero hacer que China se comprometa con un cierto volumen o cantidad de dólares de productos, que ha sido la gran demanda de Washington, podría ser destructivo y dejar al mercado de soja de EE. UU. en peores condiciones.

SOMBRAS DEL AÑO PASADO

Justo antes del comienzo de la guerra comercial, aproximadamente el 60% de las exportaciones anuales de soja de los Estados Unidos se destinaron a China, que procesa las semillas oleaginosas importadas para alimentar a su rebaño de cerdos, el más grande del mundo.

Cuando comenzó la guerra comercial el año pasado, China esencialmente cortó las compras de soja estadounidense y recurrió en gran medida a Brasil, el principal exportador mundial. Afortunadamente, Brasil tenía un montón de soja para enviar.

Los precios de la soja estadounidense se desplomaron en junio de 2018 y los precios brasileños, en cambio, se dispararon. China continuó comprando a Brasil incluso cuando los precios estadounidenses más el arancel del 25% fueron más económicos.

Pero el resto del mundo (ROW) no estaba interesado en pagar primas brasileñas tan elevadas, y los negocios estadounidenses en esos países se aumentaron mucho. Estados Unidos exportó 38 millones de toneladas a ROW en 2018, superando el récord de 1982 de 25 millones. Eso también fue un 90% más grande que el promedio de cinco años anteriores.

Brasil se mantuvo enfocado en China, exportando un récord de 68,6 millones de toneladas de porotos de soja al país asiático en 2018, un 27% más que el máximo de 2017. Eso fue también el 82% de las exportaciones de Brasil el año pasado, también un récord.

En cada mes entre septiembre de 2018 y enero de 2019, más del 90% de las exportaciones de soja de Brasil se embarcaron a China, y esa fue la primera vez que la participación aumentó más allá de esa marca. También coincidió con lo que suele ser el tiempo máximo de envío para la soja estadounidense.

Los precios de EE. UU. y Brasil finalmente comenzaron a converger a fines de 2018, y las ventas de EE. UU. a ROW (resto del mundo) comenzaron a normalizarse. Hasta el 7 de noviembre de 2019, Estados Unidos había vendido 14.4 millones de toneladas de soja a ROW para 2019-20, un 33% menos que el año anterior, pero casi idéntico al mismo punto en 2017

¿CLIENTES PERDIDOS?

Cualquier acuerdo comercial que cuantifique los compromisos para que China compre bienes estadounidenses podría producir el efecto opuesto de lo que sucedió el año pasado: en su lugar, todos los clientes que no son de China pueden acudir a los porotos brasileños. Y cuanto mayor sea la cuota, peor podría ser para el mercado estadounidense de soja.

Un acuerdo de China para comprar grandes cantidades de soja estadounidense y otros productos agrícolas sería inicialmente glamoroso y probablemente conduciría a un aumento de los precios estadounidenses. Pero los altos precios en Estados Unidos impactarían negativamente en otros compradores si hay un producto más barato en Brasil, que espera una cosecha récord este año.

Dado que los acuerdos comerciales no aumentan genuinamente la demanda global, cualquier negocio chino que Brasil pierda ante los Estados Unidos probablemente sea recogido principalmente por ROW, que generalmente busca la soja más barata.

Para el lado estadounidense, la cantidad de productos agrícolas que China se comprometerá a comprar ha sido un gran punto de conflicto.  El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el mes pasado que China se había comprometido a gastar hasta 50 mil millones de dólares en productos agrícolas estadounidenses anualmente, lo que sería casi el doble del récord anterior, establecido cuando los precios de los productos básicos eran mucho más altos.

Pero Beijing dijo el mes pasado que preferiría comprar según las condiciones del mercado en lugar de aceptar grandes volúmenes de antemano, ya que una sobreoferta de productos agrícolas sería un gran golpe para los precios locales chinos.  China ha sugerido que el comercio normal podría reanudarse si ambas partes acuerdan eliminar los aranceles, pero Washington parece menos interesado.

El comercio normal y no regulado es probablemente el mejor para el mercado estadounidense, incluso si las exportaciones resultantes son relativamente decepcionantes. Y es probable que al principio sea decepcionante debido a la reciente escasa demanda de alimentos de China, por el brote mortal de la peste porcina africana (PPA).

La PPA surgió en el rebaño de cerdos de China en agosto de 2018, y ha frenado la necesidad del país de soja. En ese momento, no era obvio para el mercado la cantidad de demanda que caería, pero junto con la fuerte oferta de Brasil, ASF quizás permitió a China sobrevivir inesperadamente a la mayor parte de la temporada alta de envío de soja de EE. UU. 2018-19 con compras mínimas.

El problema de la PPA no ha desaparecido ya que todavía se están descubriendo nuevos casos, aunque a un ritmo más lento.

China ha impulsado en gran medida las tendencias mundiales en la demanda de soja,  pero sin un crecimiento continuo, esto seguramente representará un problema para la industria de la soja estadounidense que intenta vender más productos a corto plazo.

Proyectos de energía renovable en Argentina, paralizados por crisis económica e incertidumbre

(Reuters) – Diversas compañías de energía renovable mantienen paralizados millonarios proyectos en Argentina debido a la crisis financiera que hace más de un año azota al país y a la incertidumbre que genera en el sector la inminente asunción de un Gobierno de centroizquierda.

La energía limpia es uno de los sectores que más ha crecido en los últimos años en el país, donde ha pasado de ser prácticamente inexistente a representar casi el 9% del total de la matriz, gracias a los beneficios fiscales que le ha otorgado el actual presidente neoliberal, Mauricio Macri.

Sin embargo, esos beneficios se han visto diluidos por las medidas que Macri ha tomado para lidiar con la crisis argentina y por los temores a una mayor intervención estatal sobre la economía con la llegada del peronismo al poder, que asumirá en diciembre.

Las inversiones prácticamente se han detenido en un sector que en los últimos años volcó 4.500 millones de dólares en el país.

«El programa era iniciar antes de fin de año la construcción, pero con la incertidumbre actual nos hemos visto obligados a (…) ajustar varios detalles», dijo Ramiro Marquesini, gerente regional de Verano Capital, respecto del parque solar que había planeado desarrollar la empresa.

Vecaso es el nombre del proyecto de 115 MW de potencia y 90 millones de dólares que la compañía estaba preparada para comenzar a construir en la provincia de  Mendoza. Sin embargo, Marquesini dijo a Reuters que el descalabro económico argentino afectó la rentabilidad del parque.

Con una inflación anual de más de 50%, una economía en recesión y una tasa de interés superior al 60% para contener al inestable peso argentino, Argentina atraviesa una grave crisis financiera que le costó a Macri la derrota en las elecciones de octubre.

La inestabilidad económica también provocó una importante fuga de capitales, a la que el Banco Central (BCRA) contestó con controles cambiarios que morigeraron su flujo, pero que a su vez impactaron en el desarrollo de proyectos.

La nueva regulación indica que las divisas giradas por bancos de desarrollo y entidades financieras a Argentina deben ser convertidas a pesos. Pero con límites a la compra de divisas una vez en el país, estas corren el riesgo de ser devorados por la inflación.

«Lo que hicieron el 100% de los bancos de desarrollo y de las agencias de créditos a las exportaciones fue parar los desembolsos», dijo Gustavo Castagnino, director de Comunicaciones de Genneia, que ha suspendido el desarrollo de 4 parques eólicos por un total de 200 MW.

En una solicitada publicada en periódicos locales en octubre, la Cámara Eólica Argentina afirmó que cerca de 2.000 millones de dólares en inversiones previstas no están ingresando a la segunda economía de Sudamérica por las medidas que impuso el Gobierno de Macri para intentar controlar la crisis.

Para Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), la coyuntura está afectando a «uno de los pocos sectores que tuvo inversiones reales en el último tiempo», en particular los proyectos que requieren una gran inversión inicial.

EL FACTOR POLÍTICO

En el noroeste argentino, un proyecto de energía solar de la provincia de Jujuy también quedó solo en intenciones, aunque una fuente con directo conocimiento del tema atribuyó su parálisis a la incertidumbre que genera el traspaso de Gobierno, que a partir del 10 de diciembre será conducido por el peronista de centroizquierda Alberto Fernández.

El Proyecto Solar Fotovoltaico Distribuido, de una potencia de 96 MW, requiere una inversión de 100 millones de dólares, cuyo financiamiento estaba en estudio por parte del Banco de Inversiones Europeo -65% del total- y la Agencia Francesa de Desarrollo -35% del total-.

Pero el sólido triunfo de Fernández sobre Macri en los comicios de octubre puso paños fríos sobre el desembolso.

«Teníamos el ‘sí’ informal, pero cuando presentaron el proyecto a sus comités, después de las elecciones, dijeron que esperarían a que las cosas fueran más estables», explicó la fuente que pidió que no se revelara su identidad.

Fernández es considerado un moderado al frente de una coalición peronista de centroizquierda.

Sin embargo, su vicepresidenta será la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, que durante sus dos presidencias entre 2007 y 2015 aplicó amplias regulaciones sobre la economía, incluyendo el sector energético, lo que ha generado resquemores en los mercados.

El presidente electo aún no ha hecho declaraciones sobre su política respecto de las energías renovables, aunque sí ha propuesto beneficios fiscales para la producción en la formación de hidrocarburos no convencionales Vaca Muerta que, al igual que todo el sector, también ha sido afectada por la crisis.

MERCADOS GLOBALES-Bolsas frenan tendencia al alza ante renovada tensión entre EEUU y China

LONDRES, 20 nov (Reuters) – Las acciones mundiales retrocedían el miércoles desde máximos de 22 meses, ya que una reactivación de las tensiones entre Estados Unidos y China y el retorno de los temores sobre el panorama económico elevaban la demanda por bonos gubernamentales y de otros activos considerados seguros, como el oro.

* Las bolsas europeas bajaron 0,5% en la apertura de sesión, alejándose de un techo de cuatro años alcanzado recientemente, cuando parecía que Washington y Pekín estaban a punto de acordar la fase preliminar de un pacto comercial.

* Los futuros de Wall Street descendían 0,2% y auguraban una apertura a la baja, mientras que los precios del petróleo sufrieron su mayor pérdida diaria en siete semanas.

* El ánimo de los mercados se arruinó después de que el Senado estadounidense irritó a China al aprobar una ley que requiere una certificación anual de la autonomía de Hong Kong, emitiendo además una advertencia a Pekín sobre la violenta represión de manifestantes.

* China exigió que Estados Unidos deje de intervenir en sus asuntos internos y dijo que tomaría medidas en represalia. En tanto, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó también con aplicar más aranceles a los productos chinos si no se llega pronto a un acuerdo comercial.

* «Los mercados se pusieron nerviosos por las referencias a Hong Kong, pero habían subido mucho en las últimas semanas ante las expectativas de un acuerdo (comercial)», dijo Salman Ahmed, estratega jefe de inversión de Lombard Odier.

* El índice MSCI de papeles del Asia Pacífico <.MIAPJ0000PUS> fuera de Japón bajaba 0,7%, mientras que el referencial Nikkei <.N225> de Tokio cerró con un declive de 0,8% y las acciones preferentes de Shanghái <.CSI300> cedieron un 1%. El índice de acciones globales MSCI <.MIWD00000PUS> caía 0,3%, poniendo fin a una racha de tres días consecutivos al alza.

* Aun así, las acciones estadounidenses cerraron el martes apenas por debajo de máximos históricos y las bolsas mundiales permanecen a un 0,5% de los récords del año pasado.

* «Es destacable que los mercados de activos fijos suban a pesar de que los mercados globales están estables, lo que sugiere que los inversores siguen siendo cautelosos en torno al panorama para el crecimiento», señaló ANZ en una nota enviada a clientes.

* Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años , que han cedido en seis de las últimas diez sesiones, perdían 5 puntos básicos a 1,735%, un mínimo de dos semanas y media.

PSA La California SA es un Agente Negociación de Granos y Valores Negociables inscripto en la CNV bajo el Nº 498, vinculada con Mario Calandri e hijos SA


Back to Top