La soja y el maíz detienen la caída en Chicago. El trigo sigue en baja, luego de máximos de la semana pasada

La soja y el maíz detienen la caída en Chicago. El trigo sigue en baja, luego de máximos de la semana pasada

Publicado el 31Ene

La soja y el maíz detienen la caída en Chicago. El trigo sigue en baja, luego de máximos de la semana pasada

por Jorge CalandriCategorías Granos, Noticias por la mañana, Valores Negociables

La soja estadounidense subió por primera vez en nueve sesiones el viernes, pero se mantuvo en el camino para registrar una pérdida semanal de más del 2%, ya que los comerciantes temen que el nuevo brote de coronavirus pueda afectar la demanda china de suministros norteamericanos.

La soja estadounidense subió por primera vez en nueve sesiones el viernes, pero se mantuvo en el camino para registrar una pérdida semanal de más del 2%, ya que los comerciantes temen que el nuevo brote de coronavirus pueda afectar la demanda china de suministros norteamericanos.

El maíz subió un poco más, pero se mantuvo en curso para terminar la semana más de un 1.5% más bajo, mientras que el trigo registraría su primera pérdida semanal en un mes.

Los futuros de soja más activos en Chicago subieron un 0.6%, en dirección a una tercera caída semanal consecutiva. El contrato cerró con un descenso del 1,9% el jueves, cuando alcanzó su nivel más bajo desde el 4 de diciembre a $ 8,75-1 / 2 por bushel. «La perspectiva de que la logística de China se detenga o se cierre por períodos se extiende a través de la cadena de suministro de semillas oleaginosas», dijo Tobin Gorey, director de estrategia agrícola, Commonwealth Bank of Australia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el jueves que estaba declarando el brote de coronavirus que mató a 213 personas en China como una emergencia mundial, ya que los casos se extendieron a al menos 18 países.

Agregando presión, el Departamento de Agricultura de EE. UU. informó que las ventas de exportación de soja estadounidense en la semana que terminó el 23 de enero fueron de 471,700 toneladas, cerca del límite inferior de las expectativas de los analistas. Los datos mostraron 360,900 toneladas en ventas semanales a China, el principal importador de soja del mundo, aunque 210,000 toneladas fueron ventas reportadas previamente a destinos desconocidos.

Los futuros de trigo más activos cambiaron poco a $ 5.60-1 / 4 por bushel después de la caída del 0.3% del jueves. El trigo bajó más del 2% durante la semana, en camino a su primera caída semanal en cuatro.

Los futuros de maíz más activos subieron 0.3% a $ 3.80-3 / 4 por bushel después de cerrar 1.2% en la sesión anterior. El maíz bajó más del 1.5% durante la semana hasta el momento, en dirección a su segunda pérdida semanal consecutiva. Los analistas atribuyeron las caídas a la débil demanda de suministros estadounidenses. El USDA informó que las ventas de exportación semanales de maíz estadounidense de cosecha antigua fueron de 1.234.700 toneladas y las ventas de cosecha nueva fueron de 143.600 toneladas, ambas por encima de las estimaciones comerciales.

Las ventas semanales totales de trigo de 647,000 toneladas de EE. UU. estuvieron cerca del límite superior de las expectativas.

El Trigo en Chicago detuvo su suba en la semana ajustando a la baja

Aumento de importaciones chinas de soja estadounidense

BEIJING, 31 ene (Reuters) – Las importaciones chinas de soja estadounidense aumentaron en diciembre respecto al año anterior, según mostraron los datos el viernes, cuando China aumentó las compras durante un deshielo en la guerra comercial de los dos países.

China importó 3.09 millones de toneladas de soja de los Estados Unidos en diciembre, 44 veces el nivel de hace un año, mostraron datos de la Administración General de Aduanas.

La cifra también aumentó de 2.56 millones de toneladas en noviembre, después de que algunos cargamentos retrasados ​​pasaron por la aduana, pero aún estaba por debajo de los niveles de más de seis millones para las importaciones estadounidenses de diciembre a China en 2017 y años anteriores.

Los datos del viernes proporcionaron un desglose de las compras de China por origen después de que las cifras publicadas a principios de enero mostraran que compró 88.51 millones de toneladas de soja en general en 2019, justo por encima de 88.03 millones de toneladas en 2018.

Beijing se ha comprometido a comprar miles de millones de dólares más en productos agrícolas de los Estados Unidos como parte de un acuerdo de la Fase 1 para calmar una amarga disputa comercial.

La soja representó más de la mitad de sus compras agrícolas en EE. UU. en 2017 antes de que estallara la guerra comercial y se espera que constituyan una parte clave de cualquier aumento de compras.

Para todo 2019, China importó 16,94 millones de toneladas de soja estadounidense, superando a 16,6 millones de toneladas en 2018, cuando los envíos casi se redujeron a la mitad respecto al año anterior debido a la disputa comercial.

China generalmente recurre a la soja estadounidense en el cuarto trimestre del año cuando la cosecha estadounidense domina el mercado. Pero las cargas de EE. UU. casi se detuvieron a fines de 2018 después de que Beijing impusiera aranceles de represalia en una lista de productos estadounidenses, incluida la soja.

El clima del año pasado reguló la siembra en EEUU

FORT COLLINS, Colorado, 30 ene (Reuters) – Se espera que Estados Unidos tenga un inventario de maíz y soja más modesto a finales de este año que un año antes, pero las menores reservas podrían ser solo un destello en la superficie, ya que millones de acres que permanecieron inactivos el año pasado deben volver a ingresar a la producción.

Los agricultores estadounidenses sembraron solo 165.8 millones de acres de maíz y soja en 2019, 11.6 millones menos que las intenciones previas a la primavera y 12.2 millones de acres menos que el año anterior.

Las condiciones extremadamente húmedas causaron retrasos severos en el trabajo de campo, y no se pudo sembrar un número récord de acres. Aunque causó pesar a muchos productores, los problemas de siembra del año pasado salvaron a Estados Unidos de tener reservas potencialmente fuera de control, especialmente para la soya. Pero si la siembra se realiza sin problemas, el impulso significativo en acres podría abrumar al mercado con los suministros de ambos cultivos hacia el final del año, especialmente con un retorno a los rendimientos normales de los cultivos.

Los futuros de maíz y soja comercializados en Chicago actualmente sugieren que la soja es la opción menos atractiva en comparación con el maíz, aunque los acres de soja aún deberían tener una ganancia anual relativamente mayor debido a lo reducido que fueron en 2019.

Los agricultores estadounidenses estarán observando de cerca los futuros de CBOT durante las próximas cuatro semanas, ya que esos precios pueden influir en lo que deciden plantar. Algunos de los precios más elevados de febrero en los últimos tiempos han sido impulsados ​​por preocupaciones de suministro en América del Sur, casi siempre causadas por un clima desfavorable. Pero América del Sur no parece haber tenido problemas este año, por lo que los agricultores buscarán en gran medida la demanda para mantener los precios, y mucho de eso dependerá de si China comienza a aumentar las compras agrícolas de los EE. UU. como se indicó en la Fase 1 acuerdo comercial.

El Consejo Internacional de Cereales prevé aumento de la producción mundial de granos

Debido más que nada al ajuste de la cifra para el maíz, la previsión para la producción de cereales totales (trigo y cereales secundarios) en 2019/20 se ha incrementado en 8 m. de t. desde el mes pasado, para situarse en 2.170 m. Se han elevado las proyecciones para la producción de maíz en Estados Unidos (+3 m. de t.) y en China (+5 m.). Este aumento de la oferta sólo se verá absorbido en parte por el incremento previsto del consumo, por lo que el pronóstico para las existencias mundiales se ha subido en 5 m. de t. a 599 m., tratándose de un descenso interanual de 25 m. La proyección para el comercio se ha incrementado en 2 m. de t., principalmente para reflejar unas importaciones de trigo más abundantes de lo esperado por parte de Irán y Turquía.

Con una cifra más elevada para la India, la previsión para la superficie cosechada de trigo en 2020/21 se ha aumentado desde el informe del mes de noviembre, a 220 m. de ha., cifra superior en alrededor del 1% a la registrada la campaña pasada. Las primeras proyecciones de oferta y demanda señalan una cosecha mundial de trigo algo más abundante y, pese al aumento previsto del consumo, cabe esperar una nueva acumulación de reservas al cierre de la campaña. No obstante, todo incremento de las existencias se seguirá centrando en China y en la India.

El aumento de las proyecciones para China y Brasil compensará con holgura el recorte de las cifras para otros países, y la previsión para la producción mundial de soja en 2019/20 se ha incrementado en 1 m. de t. a 342 m.; la caída interanual del 5% se atribuye a una cosecha bastante más reducida en Estados Unidos. El aumento de la proyección para la oferta respecto al mes pasado se refleja en cifras algo superiores tanto para el consumo como para las existencias. Aun así, se prevé un notable descenso interanual de las reservas mundiales debido a la fuerte disminución de la cosecha en Estados Unidos. Al incrementarse la proyección para las importaciones por parte de China, la previsión para el comercio se ha aumentado en 1 m. de t. a 152 m., sin cambios respecto al año pasado.

Con cifras más bajas para Tailandia, China y Estados Unidos, la proyección para la producción mundial de arroz en 2019/20 se ha recortado en 1 m. de t. a 499 m., cifra ligeramente inferior al máximo registrado la campaña pasada. No se ha modificado la previsión para el consumo mundial de arroz, y debido a una leve reducción de la proyección para las existencias iniciales, el pronóstico para las reservas conjuntas se ha recortado en 3 m. de t. a 177 m. (173 m.), aunque se sigue tratando de un máximo histórico. Reflejando en parte el recorte de la proyección para las compras por parte de China, la previsión para el comercio en 2020 se ha reducido en 1 m. de t. a 44 m., cifra que supone un aumento interanual del 4%.

El Índice de Cereales y Oleaginosas del CIC (GOI) ha ganado un 4% desde el último GMR, con subidas notables para el trigo, el maíz y el arroz.

El S&P Merval se encamina a anotar una fuerte caída mensual en dólares: -15%
AMBITO. La bolsa porteña finalizó casi estable ayer jueves, con un signo levemente positivo, condicionada por la tendencia de las plazas externas, que pasaron casi sin escalas del temor a un alivio tenso luego de que la OMS declarara la “emergencia sanitaria internacional” por el Coronavirus, condición menos grave que una “pandemia”, lo que hubiese implicado restricciones al comercio y al turismo mundial.

Con los inversores atentos además a las novedades en torno a la reestructuración de la deuda soberana, el índice bursátil S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) revirtió sobre el final su marcha negativa, y logró subir un acotado 0,1% a 40.394,95 unidades, sostenido por las ganancias del segmento financiero, y algunos incrementos del sector energético.

La misión del FMI trabajará en Argentina entre el 12 y el 14 de febrero
AMBITO. El Gobierno recibirá a la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la ciudad de Buenos Aires entre el 12 al 14 de febrero, como parte del esquema diseñado para renegociar la deuda de US$ 44.000 millones que el país mantiene con ese organismo.

Así lo informó el Ministerio de Economía a través de su página web, en la que también dio cuenta que el titular de esa cartera, Martín Guzmán, presentará los lineamientos del Análisis de Sostenibilidad de la deuda pública en el Congreso entre el 12 y 17 de febrero.

Dólar: mientras el blue cerró en baja, el «contado con liqui» se disparó y rozó los $85
Mientras el dólar blue sigue condicionado por la oferta, con lo cual su precio se mantiene por debajo del solidario, el «Contado con Liqui» (CCL) y el MEP volvieron a subir y alcanzaron nuevos máximos, en el marco del cepo hard.

El dólar CCL -que se obtiene a partir de la compra y venta de acciones o bonos en la Bolsa- trepó 77 centavos a $84,88, con lo que la brecha con el dólar mayorista se estiró a casi 41%.

En simultáneo, el dólar MEP ascendió 75 centavos a $82,97, lo que dejó un spread del 37,7% con el mayorista.

Por su parte, el dólar blue cedió 25 centavos a $78, en cuevas de la city porteña según un relevamiento elaborado por Ámbito.

Desde hace varias jornadas, tanto el CCL, como el MEP superan al dólar «solidario” y en el mercado creen que «quedó atrás el tiempo en donde era conveniente adquirir divisas en la bolsa. Igualmente «los tipos de cambio operados en el ámbito bursátil siguen siendo la única manera de poder adquirir divisas sin restricciones», comentó Joaquín Candia, analista de Rava.

En lo que va de enero, los tipos de cambio implícitos acumulan un aumento en torno al 15%.


Back to Top