El maíz continúa débil en Chicago, mientras el trigo y el complejo sojero se mantienen firmes

El maíz continúa débil en Chicago, mientras el trigo y el complejo sojero se mantienen firmes

Publicado el 30Mar

El maíz continúa débil en Chicago, mientras el trigo y el complejo sojero se mantienen firmes

por Jorge CalandriCategorías Granos, Noticias por la mañana, Valores Negociables

Los futuros de trigo en la rueda nocturna de Chicago subieron este lunes por segunda vez consecutiva después que el principal proveedor mundial de trigo, Rusia, haya propuesto limitar las exportaciones de granos, lo que se sumó a las preocupaciones sobre las tensiones de suministro derivadas de la crisis del coronavirus.

Los futuros de la soja también aumentaron las ganancias, ya que el riesgo de problemas logísticos en los cinturones de soja de América del Sur y la reducción de la producción de aceite de palma en Malasia debido a las restricciones del coronavirus también alimentaron los temores de suministro.

El maíz cambió poco a medida que el mercado se consolidó después de las recientes pérdidas relacionadas con la caída de la demanda de combustible de etanol a base de maíz.

Exportaciones rusas

El Ministerio de Economía de Rusia dijo el lunes que apoyaba una propuesta del Ministerio de Agricultura para limitar las exportaciones de granos a 7 millones de toneladas de abril a junio, lo que hace que sea más probable que se adopte el plan.

Si bien la propuesta solo tendría un impacto inmediato limitado, ya que está en línea con las previsiones del mercado de los envíos rusos, la medida ha aumentado las expectativas de que podrían seguir pasos más difíciles, dijeron los operadores.

«Aunque todavía es solo una propuesta en este momento, ya está generando incertidumbre», dijeron los analistas de Commerzbank en una nota.

El plan de cuota de exportación de Rusia se produjo después de que los mercados de trigo ya se habían recuperado en las últimas dos semanas, ya que la compra de alimentos básicos por el pánico por parte de los hogares que reaccionaron a la epidemia de coronavirus impulsó la demanda de molienda y estimuló la compra especulativa.

«El caso del ‘libro de texto’ es que la demanda de alimentos no cambiará mucho, pero hay algunos cambios de los alimentos ‘de lujo’ más caros a los alimentos ‘estándar’ más baratos», dijo Tobin Gorey, director de estrategia agrícola del Commonwealth Bank of Australia.

Posible interrupción suministro oleaginosas

Los mercados de semillas oleaginosas también se enfrentaban a una posible interrupción del suministro, lo que compensaba la posibilidad de una menor demanda de aceite comestible ya que los restaurantes cierran en gran parte del mundo, y de biodiesel a medida que los mercados de combustible caen.

Los procesadores chinos de soja temen que la propagación del coronavirus en los países exportadores pueda generar más tensiones en el suministro a medida que China reanude la actividad industrial después de su crisis de coronavirus.

El contrato de trigo más activo en Chicago (CBOT) subió un 1.3% a usd 211.09 por tonelada, ya que se mantuvo cerca de un máximo de dos meses de usd 215.66 alcanzado el viernes.

La soja CBOT sube 0.7% a usd 326.09 por tonelada, mientras que el maíz Cv1 bajó 0.2% a usd 135.62 por tonelada.

Golpe al maíz

El maíz, ampliamente utilizado para producir etanol en los Estados Unidos, ha sido golpeado este mes por la caída en el petróleo crudo, que hoy lunes cayó a su nivel más bajo desde 2002, cotizando el WTI un 4.46% de pérdida, mientras que el Brent cede 7.78% cotizando en los usd 23.00 por barril.

Pero también la vacilante tendencia de hoy lunes en el maíz reflejó la precaución antes de los informes de siembra y existencias del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos el martes.

Los fondos y sus posiciones

Los especuladores casi borraron las apuestas bajistas la semana pasada en la soja comercializada en Chicago y volvieron a la vida su optimismo hacia el trigo, aunque esto se debió en gran medida a la cobertura corta, que fue un tema muy dominante en los granos y semillas oleaginosas del mercado (CBOT) en el último período.

Los fondos de cobertura y otros administradores de dinero volvieron a una posición larga neta en futuros y opciones de trigo CBOT hasta el 24 de marzo, según datos de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de EE. UU. El nuevo largo neto de 17,670 contratos se compara con un corto neto de 5,659 en la semana anterior.

Los futuros del trigo han surgido recientemente a medida que los compradores en pánico se cargan con artículos como pasta y pan en medio de la pandemia de coronavirus. El trigo volvió a crecer modestamente a fines de la semana pasada, alcanzando un máximo de dos meses el viernes cuando el principal proveedor, Rusia, estaba nuevamente considerando los límites de exportación para proteger los suministros nacionales. Otro exportador clave, Ucrania, está monitoreando la situación y tomará medidas si es necesario.

Los observadores del mercado también esperan el martes las intenciones de siembra de 2020 en Estados Unidos del Departamento de Agricultura, y se espera que los acres de trigo sean récord.  Las plantaciones de trigo de invierno históricamente bajas ya se habían informado en enero, y los analistas ven que la superficie de trigo de primavera se redujo ligeramente de los niveles del año pasado.

Los administradores de dinero han sido pesimistas hacia el trigo de primavera durante más de 18 meses, aunque recortaron su corto neto en futuros y opciones de trigo de Minneapolis a 16.307 contratos hasta el 24 de marzo desde 19.925 una semana antes.

Sin cura en mercados: bolsas arrancan en rojo la semana

AMBITO. Los efectos de la pandemia por coronavirus se sienten en la economía. El precio del petróleo se derrumba y caen las bolsas.

Mientras los países continúan luchando contra la pandemia de coronavirus COVID-19, los efectos negativos que generan en la economía los parates por la cuarentena se hacen sentir. Los mercados caen hoy, mientras que el petróleo se derrumba a niveles mínimos en casi 20 años.

Las principales bolsas europeas caían el lunes tras abrir brevemente en verde, en un mercado muy volátil que sigue impactado de lleno por la pandemia por el coronavirus. La bolsa de Londres cedía 1%, Fráncfort 0,1%, París 0,7%, Milán 0,6% y Madrid 0,1%.

Por su parte, las principales bolsas de la región Asia-Pacífico cerraron hoy en baja, según datos de la agencia Bloomberg.

En Japón, el Nikkei perdió 1,57%, mientras que la bolsa Hang Seng de Hong Kong lo hizo 1,32% y la china de Shanghai 0,9%.

Derrumbe del petróleo

Los precios del petróleo caían con fuerza el lunes, con un leve declive del petróleo en Estados Unidos por debajo de los 20 dólares, mientras que el Brent tocó su mínimo en 18 años por temor a que los cierres a nivel mundial por el coronavirus duren meses y la demanda se desplome aún más.

El referencial internacional Brent perdía 1,99 dólares, o un 7,98%, a 22,94 dólares el barril, tras haber caído a 22,58 dólares, su cota más reducida desde noviembre de 2002.

Por su parte, el crudo West Texas Intermediate (WTI) en Estados Unidos cedía 96 centavos, o un 4,46%, a 20,55 dólares, después de bajar más temprano a 19,92 dólares.

El precio del crudo es tan bajo ahora que se está convirtiendo en no rentable para muchas firmas petroleras seguir activas, dijeron analistas, mientras que los productores con costos más altos no tendrán más remedio que suspender sus labores, sobre todo porque la capacidad de almacenamiento está casi completa.

Bjornar Tonhaugen, de Rystad Energy, dijo que «las cadenas de suministro del mercado petrolero están rotas por las increíblemente grandes pérdidas en la demanda de crudo, lo que obligará a recurrir a todas las alternativas de ajustes disponibles en abril y mayo», como una rebaja en las tasas de refinación y un aumento del almacenaje.

Además de la destrucción de la demanda, los mercados petroleros también se han visto golpeados por la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia, que está inundando el mundo de suministro extra.

Los analistas estiman que la demanda mundial bajará en entre 15 millones y 20 millones de barriles por día, un desplome del 20% frente al año pasado, por lo que serán necesarios recortes masivos de producción más allá de solo la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

«La OPEP, Arabia Saudita y Rusia podrían arreglar sus diferencias, pero la OPEP no puede hacer mucho más (…) El impacto en la demanda del COVID-19 es simplemente demasiado grande», dijo Lachlan Shaw, del National Australia Bank.

Dólar rompe racha de pérdidas

Por otro lado, el dólar subía el lunes frente a grandes divisas y otras más riesgosas de mercados emergentes, poniendo fin a una semana de caídas, debido a que los inversores se preparaban para un período prolongado de incertidumbre mientras los gobiernos endurecían las cuarentenas para luchar contra el coronavirus.

El yuan de China en los mercados internacionales caía después de que el banco central local recortó una de sus tasas de interés.

El euro, la libra esterlina y el dólar australiano caían entre un 0,5% y un 1% en las operaciones en Londres, poniendo fin a sus recientes repuntes luego de los esfuerzos de la Reserva Federal por calmar el apetito por el billete verde previamente este mes.

Las preocupaciones sobre la propagación del coronavirus y el impacto económico de las cuarentenas continuó dominando los mercados de tipo de cambio, pero los movimientos de los precios el lunes eran relativamente contenidos y mucho menores que en sesiones recientes.

«Creo que hay que decir que el riesgo aún es alto. El flujo de noticias de China ha sido mucho mejor, en Italia ha mejorado (…) Pero ese no es el caso en Reino Unido y ciertamente no es el caso en Estados Unidos», dijo Adam Cole, estratega de divisas en RBC Capital Markets.

El índice dólar subía un 0,7% a 98,992. El euro caía un 0,6% a 1,1077 dólares, mientras que la libra esterlina alcanzó a debilitarse un 1% a 1,2318 dólares antes de recuperar parte de sus pérdidas.

Durante las últimas dos semanas, el dólar registró su mayor alza semanal desde la crisis financiera de 2008 y luego su mayor desplome semanal desde 2009. Las señales de estrés de financiamiento han disminuido, pero no desaparecido, debido a que persiste la demanda por efectivo.

El yen japonés operaba estable a 108,02 unidades por dólar. Tanto el billete verde como la divisa nipona subían frente a monedas de mercados emergentes después de un fin de semana que trajo más malas noticias sobre el virus.

Las muertes totales alcanzan las 34.000 y Estados Unidos se ha convertido en el más reciente epicentro, con más de 141.000 casos confirmados y 2.400 muertes.


Back to Top